OCDE recomienda políticas macroeconómicas solidarias para preservar fuentes de trabajo y evitar una recesión prolongada
31 julio 2020

LABORAL

Desempleo. El 7 de julio, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó un informe sobre perspectivas de empleo en el año 2020. El texto en cuestión señala que la pandemia del COVID-19 se está convirtiendo en una crisis del empleo, y que los más afectados son las mujeres, los jóvenes y los trabajadores con ingresos bajos. Desde la Organización recomiendan que los distintos gobiernos implementen un esquema de políticas macroeconómicas solidarias para evitar una recesión prolongada para los sectores económicos más afectados por la pandemia y apoyar a las empresas para que contraten nuevos trabajadores.

El documento informa que ante el avance de la pandemia, los países de la OCDE han adoptado medidas para limitar los daños y apoyar a los trabajadores y a las empresas, así como evitar la destrucción de actividades y competencias viables. Asimismo, destaca que muchos países han adoptado medidas para facilitar la transición generalizada al teletrabajo.

No obstante, las estadísticas muestran que la tasa de desempleo llegó a un 8.5% en abril y a un 8.4% en mayo de 2020, la tasa más alta de los últimos 10 años. En esta línea, la organización estima que incluso en el escenario más optimista de la evolución de la pandemia, la tasa de desempleo en todos los países que la componen podría llegar a 9.4% en el cuarto trimestre de 2020.

Por otra parte, el documento recomienda ampliar la vigencia de los beneficios de desempleo para impedir que los buscadores de empleo opten por los beneficios otorgados por el Estado y alentar a las empresas para que retengan a sus empleados e inviertan en sus habilidades. 

Al respecto, el Secretario General de la OCDE, Angel Gurría, precisó que se necesita que “las políticas macroeconómicas sigan siendo solidarias a lo largo de la crisis para minimizar el riesgo de afrontar una recesión prolongada y una generación perdida de jóvenes cuyas perspectivas laborales resulten lesionadas de manera duradera. Mientras tanto, la reconstrucción de un mercado laboral mejor y más resiliente implica una inversión esencial en el futuro de las nuevas generaciones”.

Próximos pasos

En su informe sobre perspectivas de empleo para el 2020 la OCDE recomienda a los Gobiernos una serie de medidas para evitar que los efectos de la pandemia se traduzcan en una profunda crisis de empleo. En este sentido, les sugiere mantener entre sus prioridades la preservación de la seguridad de los trabajadores hasta que se reabra la economía y garantizar un nivel adecuado de protección de los ingresos y de apoyo al empleo por el período que dure la crisis.

Noticias Relacionadas
wefeqwf