FAO destaca importancia de la digitalización para prevenir emergencia alimentaria
31 julio 2020

NUTRICIÓN

Seguridad alimentaria. El 14 de julio, el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Qu Dongyu, recomendó avanzar en un proceso de digitalización que permita actuar de manera efectiva en la prevención de la emergencia alimentaria provocada por la propagación del COVID-19. En esa línea subrayó que la FAO deberá acompañar un proceso de modernización tecnológico más abarcativo, aplicado a los productos del sector agropecuario, para atender los desafíos en materia de alimentación y agricultura. Se espera que en los próximos meses el organismo ofrezca su conocimiento técnico para que los distintos gobiernos de la región elaboren políticas públicas para mejorar el aprovechamiento de recursos, tanto a nivel de producción local como de prevención de desperdicio de alimentos.

Dongyu manifestó que el organismo de la ONU tiene múltiples desafíos en materia de alimentación y agricultura, por lo que consideró es necesario innovar y “reimaginarnos nuestro estilo de vida para poder reconstruir un mundo mejor”. Este proceso de modernización involucra una mirada tecnológica más abarcativa y aplicada a los productos del sector agropecuario. “FAO debe ser una organización eficiente, capaz de adaptarse a los retos emergentes; que aproveche las oportunidades de nuevas inversiones y tecnologías digitales, esenciales para impulsar la productividad y reducir el desperdicio de alimentos”, agregó.

Según el funcionario, la pandemia obliga a establecer asociaciones y trabajar en conjunto para introducir nuevos mecanismos y formas más rápidas de interactuar, especialmente con los sectores más vulnerables. Además, remarcó la necesidad de abrirse al sector privado, trabajar en nuevas sinergias, y lograr coordinar los esfuerzos a nivel nacional y regional con otras agencias de la ONU.

Próximos pasos

Dongyu propone ensayar una respuesta a la emergencia alimentaria de abajo hacia arriba, centrándose en aquellos que tienen experiencia y trabajan en el sector. Para eso, la propuesta de FAO consiste en un plan de respuesta centrada en siete ámbitos prioritarios: datos para la toma de decisiones; inclusión económica y protección social para reducir la pobreza; comercio y normas de seguridad alimentaria; impulso de la resiliencia de los pequeños productores; fortalecimiento del enfoque One Health para evitar una nueva pandemia; y transformación de los sistemas alimentarios a través del Plan Global de Respuesta Humanitaria.

Noticias Relacionadas
wefeqwf