Países de la región disponen medidas en materia de salud digital
9 octubre 2019

CHILE – URUGUAY

En las últimas semanas se realizaron reformas dentro del sistema digital de salud en diferentes países de Latinoamérica. En Uruguay promulgaron la Ley 19.798, que garantiza el uso de la Historia Clínica Electrónica para el control y el tratamiento de Enfermedades No Transmisibles. El Poder Ejecutivo deberá reglamentar el uso de la Historia Clínica antes del 23 de marzo de 2020. Además, se anunciaron avances en la implementación de la historia clínica oncológica electrónica. Por otro lado, en Chile buscan reducir el 84% del presupuesto asignado al proyecto Hospital Digital, política pública que impulsa el mecanismo de atención de telemedicina, dentro de lo estipulado para el gasto fiscal del 2020.

El 25 de septiembre, el Ejecutivo uruguayo promulgó la Ley 19.798, que regula las actividades de control y tratamiento de Enfermedades No Transmisibles (ENT). A través de la normativa, el Ejecutivo arbitró una serie de medidas destinadas a la mejora de las actividades de control y tratamiento de las ENT. Dentro de las herramientas contempladas, la ley garantiza la Historia Clínica Electrónica Nacional (HCEN). El Ejecutivo deberá instrumentar esta última herramienta, así como toda la ley en un plazo no mayor a 180 días. Además, Álvaro Luongo, presidente de la Comisión Honoraria de Lucha contra el Cáncer, anunció que se está trabajando en la creación de biobancos y en la incorporación de la historia clínica oncológica electrónica en todo el país.

En el caso de Chile el ministro de Salud, Jaime Mañalich, anunció el 4 de octubre que en el presupuesto 2020 de la cartera sanitaria se recortará la partida del proyecto Hospital Digital, el cual refiere al sistema virtual que –a partir de un registro clínico compartido- posibilita el diagnóstico y análisis de exámenes médicos por parte de expertos de salud a distancia. La partida actual del Hospital Digital es de $32.325 millones (USD 44,5 millones) y pasará a ser en el 2020 de $5.130 millones (USD 7 millones), perdiendo así el 84% de la asignación percibida el 2019, un total de $27.195 millones (USD 37,5 millones). Desde el ministerio se refirieron a la quita de presupuesto en virtud de su reformulación, ya que Mañalich no lo considera prioritario para el sistema sanitario chileno.

Noticias Relacionadas
wefeqwf