Tarjetas de Crédito: CAMBIEMOS y CAME negocian modificaciones al proyecto
Argentina
10 noviembre 2016

Los diputados de la Comisión de Legislación General debatieron sobre el proyecto de ley que reduce comisiones de tarjetas de crédito, que ya cuenta con media sanción del Senado. El oficialismo y la Cámara Argentina de la Mediana Empresa, trabajarán en un articulado consensuado, tomando como base una propuesta elaborada por la Secretaría de Comercio de la Nación. Ese texto propone un tope de 1,5 por ciento para las operaciones realizadas con tarjetas de crédito, y de 0,5 por ciento para el caso de las tarjetas de débito. Además, prevé mecanismos para estimular la entrada de nuevos jugadores a un mercado que la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia denunció como concentrado por empresa Prisma. El martes 15 se realizará un plenario de las Comisiones de Legislación General y Finanzas con el objetivo de dictaminar la propuesta consensuada. Si el proyecto es modificado, deberá volver al Senado.

• Comisión: Legislación General (HCDN)

• Fecha de reunión: 9 de noviembre de 2016

• Proyectos en consideración: Reducción de comisiones de ventas por tarjeta

• Expte. Nº 0085-S-2016 

• Giros: Legislación General; Finanzas

• Resultado del encuentro: continúa en estudio

• Propuesta presentada por: Alfredo Luenzo (Chubut Somos Todos)

• Bloques a favor: FPV-PJ, Federal UNA, Justicialista, CAMBIEMOS

• Bloques en contra: FIT

Si bien el miércoles 9 Legislación General se abocó al tratamiento del proyecto con media sanción, CAMBIEMOS y CAME están trabajando en una iniciativa en conjunto que fue elaborada con acuerdo del Poder Ejecutivo a través de la Secretaría de Comercio.

La intención del oficialismo es modificar el texto que viene del Senado con las variables que establece el articulado que elevaron los diputados oficialistas Daniel Lipovetzky y Eduardo Amadeo. Para lograr ese tratamiento, fuentes del PRO señalaron a Directorio Legislativo que necesitarán del trabajo activo de la CAME para que la oposición acceda.

El Frente Para la Victoria pretendía dictaminar el texto de Luenzo sin modificaciones en la reunión de ayer y dictaminarlo la semana que viene en Finanzas para llevarlo al recinto antes de fin de año, pero la negociación entre los representantes de las pymes y el oficialismo se encamina a cambiar la ecuación temporal.

Si prospera el tratamiento unificado, el articulado recibiría modificaciones y debería ser refrendado por la Cámara de Senadores. En un calendario apretado con el fin del ciclo parlamentario, la negociación que lleven adelante los distintos bloques será la clave para que el texto se convierta en ley.

Vale recordar que la iniciativa pasó la primer lectura en forma unánime. Oficialistas y opositores de ambas cámaras coinciden en la necesidad de reformar el marco normativo para reducir las tasas y beneficiar la entrada de nuevas empresas al mercado.

Reunión informativa

El miércoles, Legislación General convocó a referentes del sector para que expongan sus consideraciones respecto al Expte. Nº 0085-S-2016. En ella disertaron referentes de la CAME, ATACYC y Prisma. También expusieron funcionarios de la Secretaría de Comercio.

Osvaldo Cornide, titular de CAME, abrió la jornada resaltando la necesidad de bajar las tasas de transacción de las tarjetas de crédito. Indicó que los bancos fueron los grandes ganadores económicos de los últimos tiempos en contraposición con las pymes, que vieron reducido su volumen de ventas y muchas tuvieron que cerrar.

Estimó que un proyecto de estas características se traducirá en un estímulo a las pequeñas y medianas empresas para generar más puestos de trabajo como un motor de crecimiento para el país.

En contrapartida, Cesar Bastéin (de ATACYC) manifestó una lectura diametralmente opuesta. Aseveró que si los bancos pierden rentabilidad se verán obligados a eliminar las promociones que estimulan el consumo, dejando a las empresas con un volumen de ventas aún menor empeorando la situación que buscan remediar.

Desde la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, Esteban Greco se paró en una posición intermedia. Solicitó replantear el proyecto de ley para fomentar la competencia. Aclaró que si el problema es la posición dominante de los bancos y tarjetas, la reducción de las tasas es insuficiente.

Indicó que, con un poder de mercado tan alto, el sistema bancario podría redireccionar su ganancia distorsionando aún más el escenario. Enfatizó en la necesidad gestar nuevos actores que le den equilibrio al sistema.

Finalmente, tomó la palabra por la Empresa Prisma Alberto Garay. Hizo hincapié en los aspectos que consideró inconstitucionales de la iniciativa. Recalcó que no es legal obligar a un privado a ofrecer un servicio gratuito (por las compras con débito), ni discriminar entre actores que ofrecen las mismas prestaciones al diferenciar a las tarjetas bancarias de las no bancarizadas.

Noticias Relacionadas
wefeqwf
Fatal error: Exception thrown without a stack frame in Unknown on line 0