Aparecen en esta nota
Desde FAO reclaman que los países desalienten el consumo de alimentos no saludables con impuestos especiales, rotulado y restricción de publicidad
21 septiembre 2018

Nutrición

Alimentación saludable. El 11 de septiembre, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) publicó un informe destacando el deterioro de los indicadores de nutrición en el mundo. Subrayó que los alimentos baratos industrializados se comercializan con gran facilidad. Ante esta situación, desde FAO indicaron que si no se toman medidas efectivas, en unos años habrá más gente obesa que desnutridos en América Latina. Entre las medidas que reclamó, sobresalen la inclusión de impuestos especiales para desalentar estos consumos, un esquema de rotulado de alimentos procesados y restricciones a su publicidad. Diferentes países de América Latina (entre los que sobresalen Brasil, Argentina, Chile, Ecuador y Colombia) se encuentran estudiando medidas impositivas y de etiquetados de alimentos. Se espera que, en los próximos meses, el posicionamiento de la FAO sirva para fundamentar estas propuestas regulatorias.

El informe, titulado Estado de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en el Mundo sostiene que se ha incrementado la cantidad de personas en el mundo que tienen una dieta que no cumple con los niveles energéticos básicos. Además estipula que, si no hay un cambio en las políticas públicas, al ritmo actual de deterioro de los indicadores no será posible cumplir con el 2º Objetivo del Desarrollo Sostenible: Hambre Cero.

Frente a eso, el director general de la FAO José Graziano da Silva señaló que es necesario profundizar un esquema regulatorio que priorice una alimentación saludable. Al respecto solicitó que los 189 países que integran el organismo impulsen impuestos sobre productos alimenticios poco saludables, un etiquetado claro e informativo de los productos, restricciones de publicidad para comida no recomendable a niños. También pidió que se reduzcan los niveles de sal y azúcar utilizados para producir alimentos y evaluó que la prohibición del uso de algunos ingredientes, como grasas trans.

Próximos Pasos

Frente a un escenario de aceleración de indicadores de malnutrición, desde FAO impulsarán corregir las variables con medidas impositivas que desalienten el consumo de productos críticos y fomenten una dieta de alimentos frescos. Los poderes ejecutivos de Argentina, Brasil, Chile y Colombia, entre otros, estudiaron gravar los alimentos y bebidas ultraprocesadas, pero retiraron sus propuestas a raíz de la presión que ejercieron los sectores productores de estos alimentos. Se prevé que, en los próximos meses, tomen estas recomendaciones de FAO para estudiar nuevamente la incorporación de estos impuestos.

wefeqwf