Alianza del Pacífico avanza hacia la integración sanitaria
10 julio 2017

En la última cumbre del bloque integrado por Chile, Colombia, Perú y México, realizada entre el 29 y 30 de junio en la ciudad colombiana de Cali, los presidentes acordaron profundizar los esfuerzos conjuntos para lograr una mayor convergencia regulatoria en cuanto a la adquisición de productos farmacéuticos, así como iniciar la negociación de un anexo de dispositivos médicos y conformar el grupo de trabajo del anexo de suplementos alimenticios.

Entre los cuatro países rige un acuerdo interinstitucional de cooperación entre agencias sanitarias para agilizar el otorgamiento de registros sanitarios para medicamentos. Además, dicho acuerdo sienta las bases de cooperación entre las agencias de cada país y las exhorta a certificarse ante la Organización Panamericana de la Salud. De esta forma, se busca armonizar estándares regulatorios que mejoren las condiciones para la comercialización farmacéutica.

En junio, las autoridades reguladoras del sector salud y representantes de las industria farmacéutica de los cuatro países miembros asistieron al Primer Encuentro Temático de Reguladores e Industria Farmacéutica de la Alianza del Pacífico, realizado en la ciudad de Santiago de Chile.

Durante el encuentro, los presentes intercambiaron información sobre políticas regulatorias e identificaron espacios de cooperación entre el bloque y  el sector privado de los cuatro países. La cooperación regulatoria fue uno de los temas centrales de la agenda.

En el evento se dieron a conocer los avances del anexo de Productos Farmacéuticos de la Alianza del Pacífico, el cual -una vez que esté operativo- permitirá facilitar todos aquellos procedimientos relacionados con el registro, inscripción y comercialización de medicamentos. Se espera que esto se traduzca en un mejor acceso a medicamentos de calidad, seguros y eficaces.

“Se ha venido haciendo un trabajo técnico exhaustivo para avanzar en la armonización de estándares y facilitar la comercialización de productos farmacéuticos entre los cuatro países. Queremos compartir esa experiencia con la ciudadanía, con la industria, y recoger las sensibilidades que pudieran haber sobre estos temas”, dijo Pablo Urria, director de Asuntos Económicos Bilaterales de la Direcon.

Según establece la declaración adoptada en Lima el 20 de junio de 2013, las agencias se comprometen a considerar en los procesos de registro sanitario y de certificación de Buenas Prácticas de Manufactura (en adelante BPM) la información y evaluaciones que sirvieron como base para el otorgamiento de un registro sanitario o de una certificación de BPM por parte de alguno de los países participantes.

También se comprometen a informar cuando haya algún cambio significativo en los requisitos para el otorgamiento de un registro sanitario de medicamentos, o cuando se cancele o revoque un registro sanitario, así como las reacciones adversas, alertas y cualquier otro problema relacionado con la calidad, seguridad o eficacia de los medicamentos que pudieran detectar.

En cuanto a la incorporación de nuevas agencias, estos deberán solicitarlo por escrito a los participantes quienes determinarán de común acuerdo, la procedencia de su incorporación, tomando en cuenta el nivel de certificación establecido por la OPS o la clasificación aplicable por la Organización Mundial de la Salud.

Noticias Relacionadas
wefeqwf